El Palacio de Enrique IV, se construyó por deseo expreso del rey Enrique IV de Castilla, “El impotente” al barrio de Santo Martín de la ciudad de Segovia, España, con la intención de habitar en el centro de la ciudad, en un alojamiento mucho mes cómodo y accesible que el Alcázar de Segovia.

Para su construcción se adquirieron, en el Siglo XV, las casas de Ruy Díaz de Mendoza, apoderado señor de Segovia de la época. Su construcción se basa en la costumbre de crear diferentes palacios comunicados entre si, entre los cuales se encontraban de forma independiente los del rey y la reina Doña Juana “La Beltraneja”.

En estas mismas estancias también se alojó la Reina Isabel La Católica

Posteriormente y después de la defunción de la Reina, el palacio es adquirido por diferentes familias, quedando la parte correspondiente al palacio de la reina como sede de la Santa Inquisición.

 

Conoce un poco mes sobre las actuaciones que hemos realizado en el 2014 (Mas Información)

Proyectos relacionados
torre-del-albacar-castillo-de-mula