Obras de Restauración en el Castillo de Moya (Cuenca)

 en Restauración

INICIO DE LAS OBRAS PROYECTADAS PARA LA MURALLA Y TORRE DEL HOMENAJE DEL CASTILLO DE MOYA (CUENCA)

Empezamos el año con el inicio de las obras de Restauración de la Muralla y Torre del Homenaje del Castillo de Moya, adjudicadas a finales de Noviembre de 2020.

El Castillo de Moya, que ocupa en su totalidad unas 7,5 hectáreas, se encuentra en la Serranía Baja, al Este de la provincia de Cuenca. Esta villa amurallada, declarada Conjunto Histórico en 1982 por su valioso entramado de arquitectura medieval, parece asentarse solamente sobre restos de la Edad del Bronce, Edad del Hierro y celtíberos, constituyéndose en castillo directamente en el siglo XIII por Pedro II de Aragón.

Consta de distintos cinturones de muralla, no contemporáneos entre sí, además de una albacara, castillo señorial y una coracha que fueron recibiendo modificaciones con el paso del tiempo para adaptarse a sus diferentes usos. Supuso un asentamiento continuo y estable con gran auge en la Baja Edad Media, convirtiéndose en Marquesado en el siglo XV gracias a su apoyo a Isabel I y prolongando su esplendor hasta el inicio de su decadencia en el siglo XVIII y su definitivo abandono a mediados del siglo XX.

 

Las ruinas de este Castillo, intervenidas en la Puerta del Castillo y el Entorno por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en 2002, avanzaron con posteriores consolidaciones en 2006 y la última actuación en 2019 de la Torre del Homenaje gracias a Fondos FEDER de la Junta de Comunidad de Castilla La Mancha.

El proyecto actual se enfoca a continuar estos trabajos de consolidación, procurando la recuperación y refuerzo de la Torre del Homenaje y diversos paños de muralla.

Con un presupuesto de 174.348 €, se va a actuar sobre el acceso al cerro, y principalmente en los lienzos de mampostería de la Torre del Homenaje, se recuperará la continuidad de la muralla reponiendo las piezas derrumbadas con piedra recuperada de los propios derrumbes, empleando siempre materiales tradicionales como los morteros de cal, y señalando el nivel de nuestra actuación con pequeñas placas o ripios que dividan el original de las zonas de actuación.

 

Por otro lado, se consolidarán las coronaciones con pavimentados de losa de piedra, similar a la original, de manera que se eviten los daños por filtración de agua de lluvia desde las zonas superiores.
En el interior de la torre también se prevé la mejora de su acceso y la restauración de sus robos y juntas, de manera que se mejore la visitabilidad del conjunto.
En todo el proceso será muy necesaria la supervisión arqueológica, documentando tanto las estructuras arquitectónicas como los materiales de subsuelo.

Trabajos en la Fachada de San PedroObras Lorquimur 2