La empresa Lorquimur rehabilitará el santuario por casi 600.000 euros
La segunda fase de los trabajos de restauración del monumento se iniciarán tras la festividad de la Patrona
En septiembre está previsto que se inicie la segunda fase de las obras de rehabilitación del santuario patronal de la Virgen de las Huertas después de que esta misma semana se hayan adjudicado los trabajos a la empresa Lorquimur. Casi 600.000 euros es el presupuesto para la rehabilitación tras los daños provocados en el monumento por los terremotos de mayo de 2011. Las obras comenzarán cuando finalicen las fiestas patronales y deberán estar concluidas antes del 31 de diciembre de 2016, que es la fecha límite prevista para presentar certificaciones con cargo al préstamo del Banco Europeo de Inversiones, BEI.

La consolidación del santuario patronal así como el convento franciscano de las Huertas se ejecutó en una primera fase, ampliación de las obras de emergencias que se llevaron a cabo en los meses posteriores a los movimientos sísmicos. La inversión fue importante, pero no permitió abarcar todas las zonas más dañadas del templo, por lo que para evitar accidentes se clausuraron varias capillas. Éstas continúan todavía tapiadas a la espera de que se inicie la última fase de rehabilitación del monumento. Las grietas, pérdida de pinturas murales... son visibles en el interior y el exterior del santuario. Pero los trabajos también tendrán que poner en valor los últimos hallazgos. Entre ellos, están nuevas pinturas, en las capillas laterales; un muro islámico; un arco lobulado que los expertos datan entre finales del siglo X y principios del XI; y un arco de época cristiana.

Los hallazgos del subsuelo serán musealizados, lo que se ha incluido en el proyecto. También está previsto que las obras en la cripta de los Condes de San Julián se contemplen en esta parte de los trabajos. Pero la cantidad propuesta parece insuficiente para abarcar la práctica totalidad de las necesidades que plantea el monumento. De ello, se habló en las visitas que realizó el presidente de la Comunidad Autónoma, Alberto Garre, nada más tomar posesión de su cargo y nuevamente en marzo pasado al santuario patronal. Entonces, se comprometió con la Hermandad de la Virgen de las Huertas y la Comunidad Franciscana a apoyarles con financiación del Gobierno regional. Insistió en que las obras no cesarían hasta que concluyese la rehabilitación integral del monumento.


Camarín de las Huertas

Entre las actuaciones para las que no habría financiación suficiente está el camarín y antecamarín de la Virgen de las Huertas. Los daños en las pinturas murales precisan de restauración, algo complejo que podría llevarse gran parte del presupuesto si se acometieran. «Hay mucho que hacer y la inversión que se necesita es importante, por lo que esperamos contar con apoyos suficientes para poder abarcar todas las necesidades», señaló en declaraciones a `La Verdad` ayer la presidenta de la Hermandad de la Virgen de las Huertas, Isabel Jiménez.

El retablo del santuario patronal es otra de las prioridades, ya que presenta un grave deterioro. En los últimos años ha sido sometido a distintos tratamientos tendentes a acabar con las plagas que presentaba. El Ayuntamiento se comprometió a financiar uno nuevo que podría incluir retazos del actual, fragmentos que podrían salvarse del actual. Este asunto fue abordado hace algunos meses y podría retomarse con el fin de que pudiese estrenarse coincidiendo con la finalización de las obras.
Fuente:
Subir