San Francisco brilla tras pasar 15 años en obras
En unos pocos días concluirán los trabajos para arreglar el emblemático convento que acoge la oficina de turismo y el Museo de la Ciudad de Mula
En tan sólo unos pocos días concluirán las obras del Convento de San Francisco de Mula. La empresa adjudicataria de la última fase de la actuación, Lorquimur S.L., está finalizando los trabajos en las alas este y sur del emblemático edificio que contaban con un plazo de ejecución de catorce meses, prorrogado en tres meses más por unas pinturas localizadas en la zona de refectorio.

La última actuación en el Convento ha contado con un presupuesto total de 2.502.000 euros de los que el Ministerio de Fomento aporta 1.746.396 euros con cargo al 1,5 por ciento Cultural, la Comunidad Autónoma el 20 por ciento restante y el Ayuntamiento de Mula el 10 por ciento.


Una actuación que se prolonga desde hace varias décadas con la adquisición primero del edificio, la rehabilitación de la zona Norte y Oeste y por último el patio del claustro y las alas este y sur.

El convento de San Francisco de Mula se construyó como Hospital de San Pedro en el siglo XV. Se remodeló como convento franciscano en 1573, siendo el siglo XVIII el de gran esplendor del monasterio.

En 1836 fue desamortizado y comprado en pública subasta y compartimentado para viviendas, sirviendo su parte sur como posada y el templo de teatro, cárcel y almacén de trigo. En ese estado permaneció hasta que los ayuntamientos democráticos se empeñaron en adquirir las diversas propiedades, con el deseo de restaurar el conjunto y convertirlo en un espacio cultural de importancia regional.

Uno de los hallazgos más importantes fue la antigua puerta del hospital que apareció detrás de una escalera que daba acceso a la primera planta. Numerosas pinturas de gran importancia como un vía crucis compuesto por catorce estaciones en las paredes de los claustros alto y bajo que han sido recuperados en parte, así como la gran escalinata y en último momento las pinturas localizadas en la zona del refectorio, donde comían los frailes.


La primera gran actuación que se realizaba en el Convento de San Francisco ascendía a 2.116.992 euros y las obras se inauguraban en diciembre de 2015 tras siete años de reformas que tuvieron que ser aplazadas en varias ocasiones durante esa época por cambios en los proyectos.

El alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno, hablaba recientemente de los plazos de finalización de la obra sobre los que destacaba que, «si todo se mantiene como ahora, creo que puedan estar concluidas para el mes de julio. Van en el plazo y a muy buen ritmo. En una obra tan importante y de tal envergadura y que no haya habido ningún problema, es un dato a tener en cuenta».

Ahora, a distribuir espacios
Tras la recepción de la obra se tendrán que distribuir los espacios. «Ahora toca empezar a distribuir los espacios aunque lo más importante es que Mula pueda disponer de este gran centro cultural. Hace quince años era algo que no podíamos ni imaginar pero, con el trabajo de todas las corporaciones que ha habido en el Ayuntamiento se vienen cumpliendo los objetivos de recuperar este emblemático edificio», resaltaba el primer edil.

Uno de los aspectos más relevantes de la última fase de actuación en el convento es el hecho de que se ha mantenido abierto al público y su actividad diaria a pesar de las obras que se estaban realizando en gran parte de las instalaciones.
Actualmente el Convento de San Francisco forma parte de la visita obligada durante la estancia en Mula. En su primera planta acoge la Oficina de Turismo y un espacio para charlas y conferencias. La zona de claustro se dedica a exposiciones temporales y en su primera planta se ubica, además, el Museo de la Ciudad.

Simplemente el hecho de pasear por este gran edificio y descubrir todos y cada uno de los hallazgos que han sido localizados y recuperados durante su rehabilitación llevarán al visitante al adentrarse en un espacio único.

Fuente: La Opinión de Murcia
Ver noticia original
Subir