Se inicia la reconstrucción
La reconstrucción de la ciudad tras los terremotos del pasado día 11 de mayo está en marcha. El pistoletazo de salida se ha dado con el inicio de las obras de la iglesia de San Mateo. Una gran grúa que se alza hasta el cielo ocupa el atrio del templo, cuya fachada apenas se deja ver tras un amasijo de hierros que la mantienen en pie. La torre, casi haciendo equilibrios, está recuperando su estabilidad gracias a otro complejo andamiaje.
En el interior se trabaja con rapidez en la construcción de nuevas siluetas de hierro que eviten daños en la cúpula, las bóvedas y los arcos. Una legión de escaladores han 'tomado' San Mateo en una contrarreloj que pretende culminar dentro de diez meses con la apertura al culto del primer templo restaurado tras los terremotos que asolaron la ciudad.
Los informes de urgencia de los técnicos son contundentes. El edificio se encuentra «gravemente afectado», por lo que se ha procedido a su «cierre, vallado exterior en fachada principal y torre», así como a ejecutar los trabajos urgentes de «apuntalado de la torre y fachada principal». Pero los daños no afectan solo al exterior del monumento, ya que en el interior, las «enormes grietas en las bóvedas comprometen seriamente la estabilidad de las mismas».
En el informe, firmado por el arquitecto Juan de Dios de la Hoz y por el arquitecto técnico Luís de la Hoz Martínez, se asegura que es «absolutamente urgente su apuntalado y consolidación», ya que, si bien la medición instrumentada no ha registrado descensos, es muy probable que una «variación en las condiciones hídricas y las previsibles precipitaciones, puedan afectar al sistema de cargas y provocar nuevos derrumbes». Las principales patologías detectadas afectan a elementos estructurales. Se han producido importantes desprendimientos de grandes sillares de cornisas en la torre campanario. Algunos de ellos cayeron desde lo más alto al atrio del templo, por lo que sufren importantes daños. La mayoría ya han sido trasladados a un taller de cantería donde se ha iniciado su restauración con el fin de devolverlos a su lugar de origen en perfectas condiciones.
Sillares al taller
El viernes, algunos de los que aún pendían haciendo equilibrios en lo más alto de la torre fueron bajados con la ayuda de una grúa y serán enviado, junto con los anteriores, al taller. En la torre también se han producido importantes grietas que afectan a las cuatro caras de la torre. Igualmente, otra de las deficiencias detectadas ha sido el desplazamiento horizontal de la esquina, además de la rotura de los apoyos de la cubierta de la torre en sus lados norte y este.
La caída de sillares desde la torre ha provocado también roturas de la cubierta, según afirmó el gerente de la empresa Lorquimur, Ginés Méndez, que se encarga de los trabajos de restauración del templo. Sin embargo, el estado de cúpula es bueno, aunque las grietas también la afectan. Hay grietas también en las bóvedas y se ha producido separación de las bóvedas de los arcos formeros y del tímpano de la fachada principal de la bóveda que lo sustenta. Todos los arcos del crucero se han abierto, así como entre nave central y laterales. La mayor parte de los tabiques de las galerías y tribuna están rotos y han caído los revestimientos de paredes, techos y bóvedas.
Además, de forma continua la iglesia de San Mateo está siendo sometida, según explicó Ginés Méndez, a un barrido por los puntos más significativos de los elementos estructurales de la iglesia, con el fin de obtener una serie de bases de replanteo y de puntos fijos y así poder llevar un control continuo y exacto de las posibles deformaciones que pudieran sufrir esos elementos.
El primer y segundo día de mediciones se registraron tanto desplazamientos como puntos con deformación, si bien estos cesaron (hasta el día de la fecha), el día en el que se colocaron los andamios en la torre y fachada principal. No obstante, esta auscultación se continúa realizando y se ha incrementado con la colocación de fisurómetros en las principales grietas del edificio, de forma que se disponga de diferentes medidas para la realización del informe final.
Las obras de rehabilitación de la iglesia de San Mateo serán financiadas por el Ministerio de Fomento, que las ha dotado de una cuantía económica de casi un millón de euros. Especial interés en la recuperación del templo ha mostrado el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, quien en los últimos días visitó las obras de forma exterior. Quiso que le acompañase en el recorrido la subsecretaria de Cultura, Mercedes del Palacio. González Tovar, en declaraciones a 'La Verdad', explicó que se ha actuado con celeridad, «ya que estaba en grave riesgo el monumento, por lo que se procedió casi de inmediato a su cierre, un vallado exterior, y a su apuntalamiento».
Midiendo las fisuras
Entre las actuaciones ya ejecutadas, según el delegado del Gobierno, están la retirada de los sillares caídos, el adamiaje completo de la torre y de la fachada principal. «Este trabajo se ha ejecutado desde el nivel de balcón, sustentando además el tímpano superior». La medición de fisuras en el interior mediante estación total y la colocación de tacos de madera en las esquinas de la torre y, sobre ellos, angulares de acero, con orificio calibrado para inserción de acero con rosca, con apretado, también están concluidos.
Las actuaciones que se están acometiendo en estos momentos son de retirada de los sillares del remate superior del cuerpo central de la fachada y de los elementos inestables de las cornisas. Los sillares serán reparados mediante morteros de restauración, tallado, hidrofugado, patinado y traslado a pie de la torre para su recolocación en el lugar caído. También se acometerá, según los técnicos, el «cosido y solidarización» de los muros. Estos tratamientos permitirán la unión entre las tres hojas que constituyen el muro del templo y de la torre. La rehabilitación incluirá el «apuntalado y reparación» de la totalidad de las bóvedas del interior del templo, añadió González Tovar.
Hay mucho interés, según explicó el delegado del Gobierno, en que la rehabilitación del templo pueda concluirse en el tiempo previsto, ya que se trata de la única iglesia que ya se está rehabilitando tras los seísmos. «En estos momentos todas las iglesias están dañadas, por lo que es necesario que en el plazo menor posible se pueda contar con un templo abierto al culto. Fue una petición que hemos asumido».
Fuente: La Verdad
Ver noticia original
Subir