Restauran la imagen de San Francisco que cayó desde el retablo en el seísmo
El proceso de recuperación de la imagen ha incluido la reposición de las partes que resultaron desgajadas y destruidas, la limpieza general de la pieza y la aplicación de nueva policromía en vestimentas y carnaduras
La imagen de San Francisco se precipitó durante el segundo terremoto del 11 de mayo de 2011 desde lo más alto del retablo de la sede religiosa del Paso Azul, donde se encuentra la hornacina del santo. «Golpeó sobre la voluta central -ahí fue donde perdió los dos brazos- y se precipitó contra el altar mayor que quedó destrozado. Esta fue la secuencia de caída de la imagen, que tiene un peso de en torno a 200 kilos», afirmó ayer el presidente de la Fundación Paso Azul, Andrés Espinosa Carrasco, durante la presentación de la talla tras su restauración.

LO MÁS
lo más 50
VISTO
COMENTADO
COMPARTIDO
1
Joaquín Gómez, nuevo director del Instituto de Fomento


2
Miras se gana el enfado de los empresarios cambiando a más de la mitad de altos cargos


3
«Tengo el ánimo por las nubes»


4
Toma de posesión de los nuevos directores del Gobierno regional


5
Abierto hasta la madrugada


6
Asensio López, un médico con visión estratégica para dirigir el Servicio Murciano de Salud


7
La misteriosa ausencia del presidente López Miras


8
Polémica en Cartagena por la retirada de obras del festival Mucho Más Mayo


9
El carril bici en Reino de Murcia reduce a dos vías por sentido el paso para coches


10
Villegas pone al mando del SMS a un partidario de cambios estratégicos


El proceso de recuperación de la imagen ha incluido la reposición de las partes que resultaron desgajadas y destruidas, la limpieza general de la pieza y la aplicación de nueva policromía en vestimentas y carnaduras que carecían de ella, aunque los restauradores han querido dejar patente «la huella del terremoto», según el presidente del Paso Azul, José Antonio Ruiz Sánchez. «Hemos querido respetar la obra al máximo, respetar la historia del terremoto, por lo que se ven dónde están las fracturas. Queríamos dejar constancia de lo que ocurrió aquel día», indicaron Manuel Sánchez Rodríguez y Laura González, restauradores de la obra con el mecenazgo de la empresa Lorquimur, que está recuperando el antiguo convento de San Francisco como sede del Museo Azul de la Semana Santa (Mass).

El retablo barroco del altar mayor de la iglesia de San Francisco no sufrió grandes desperfectos durante los seísmos. Solo dos de las imágenes que lo integran, Santo Domingo y San Francisco, sufrieron daños. «Fueron las dos únicas que cayeron al vacío aquel día», recordó el presidente de la Fundación Paso Azul. Y añadió que la iglesia de San Francisco «fue uno de los templos que más daños sufrió como consecuencia de los terremotos. La cúpula colapsó en parte y la iglesia estuvo a punto».
Fuente: La Verdad
Ver noticia original
Subir